Yoga. Mucho más que ejercicio.

Con el yoga no sólo mejoras tu forma física, también puedes practicarlo para obtener beneficios a nivel de crecimiento personal o espiritual. En este post de hoy te cuento los beneficios del yoga para tu cuerpo, tu mente y tu alma.

  • Concentración. Mientras practicas ejercicios de yoga, tu mente no puede estar pensando en otra cosa. Está plenamente focalizada en el ejercicio, si no fuera así, el ejercicio no sale como se debe, o se deja de respirar correctamente, etc. Por eso es una buena practica para potenciar la capacidad de concentración.
  • Respiración. La respiración que aprendemos al realizar yoga, debería de formar parte de nuestra vida cotidiana, ya que al ser una respiración más profunda, nos mantiene más conectados con nuestro centro y evita que perdamos los nervios prematuramente.
  • Salud. Mejoría general de todo tu cuerpo y mente. Recuerda que no solo ayuda a tus músculos y a nivel físico. El yoga es una practica muy recomendada para poner paz a tu mente y mejorar tus altos niveles de estrés, ansiedad o angustia.
  • Adicciones. Sin darte cuenta te servirá como un sustituto de las adicciones de las que no podías escapar. Ya sea de tabaco, alcohol o adicción a alguna persona, pareja o situación tóxica. El ir conectando contigo mediante la práctica te ayuda a eliminar de tu vida todo lo que te daña.
  • Interior. Mejor funcionamiento de los órganos internos, desde los pulmones hasta el funcionamiento del intestino. Muchos de los ejercicios, sumados a la relajación y el estado que te provocan a nivel interno, mejoran el funcionamiento de esos órganos de los que no tenemos control. Ayudando a mejorar estreñimiento, hemorroides, ardores estomacales… Mejora problemas que nunca imaginarías que el yoga podría solucionar.
  • Energía. Sientes una mayor vitalidad, tanto justo después de la práctica como diariamente. El cuerpo está más equilibrado y lo expresa con un aumento de la energía.
  • Consciencia. Empiezas a sentirte mas despierta, más presente, ves las cosas más claras y vives cualquier alegría con mayor intensidad. A la vez, los problemas se ven más sutiles, la mente, que está más despierta los soluciona con brevedad y sin crear dramas innecesarios.
  • Productividad. Al sentirte más viva y despierta, aumenta tu productividad, en cualquier tarea que realices te sentirás mucho más eficiente.

Practicar regularmente yoga, ayuda a tranquilizar la mente, sobre todo en momentos delicados, por enfermedades u otros acontecimientos que nos perturban a diario.

Al mismo tiempo, mejora el tono vital y energético de la persona que lo practica, esto ayuda a recuperar el equilibrio entre el cuerpo y la mente para que la energía pueda fluir y que todo nuestro sistema inmune trabaje adecuadamente.

Debes ser consciente de que lograr estos efectos a través del yoga, no se consigue en cuestión de días. La mejora física y psíquica aparece después de un tiempo practicando, pero para que llegue es necesario empezar.

Si estás empezando o ya llevas tiempo practicando, nos encantaría que compartieras tu experiencia para ayudar a otras personas que estén dudando de si el yoga sería bueno o no para ellas. Siéntete libre de expresar todo lo que te apetezca.

Comparte este artículo con aquellas personas a quien creas le puede venir bien conocer esta información.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *